jueves, 16 de abril de 2020

Otros tiempos

   —¡De verdad! ¿No te lo crees? Si, cuando yo tenía tu edad, cuando yo tenía veinte años, tú conocías a alguien por primera vez y le dabas dos besos.


   —….

   —Sí, sí, no le conocías de nada y le dabas dos besos. ¡Alucinante! 

   —….

   —¡Hija no! asco no. La verdad es que no nos daba asco, no. Bueno ¿y a los niños pequeños? A los niños pequeños los achuchabas y les dabas mil besos, bueno, ¿ahora…? !Te meten en la cárcel!

   —….

   —Ya..., y ¡pregúntale a tu abuela! tu abuela te contará que los médicos en las consultas en su época ¡fumaban! alucinante, ya.

   —….

   —¡Qué va! no ¿con los besos? no nos pasaba nada, hombre, igual alguna gripe de vez en cuando, pero vamos, un par de días en casa y ya está, osea, nada.

   —….

   —¡Qué va! ¡yo qué sé! estaríamos más fuertes, no sé.

   —….

   —Bueno, no sé, los tiempos cambian ¡otros tiempos!



#escribirentiemposdelcoronavirus



No hay comentarios:

Publicar un comentario