domingo, 22 de octubre de 2017

Brasil 1: Llegando a la isla de Itaparica

Voy una semana a Salvador de Bahía, no he estado nunca y mi amiga Dilia me dice ¡Tienes que ir a Itaparica, una isla preciosa justo enfrente! y me pone en contacto con sus amigos españoles Jaime y Rebeca que viven allí. 

Hablo con ellos y les pregunto qué necesitan (cuando alguien vive fuera de su país lo que más ilusión le hace es que le lleven cosas que echa de menos y que no puede comprar allá) Me piden pipas, kikos, estropajos metálicos y un paraguas plegable. Lo de las pipas y los kikos es un clásico, tengo una amiga que se fue a vivir a Costa Rica hace 16 años y cada vez que voy a visitarla le llevo pipas (allí es comida de pájaros) ahora tiene hijos y a las pipas se han sumado kikos y 'sobaos' ¡toma ya! Jaime también me pide revistas de cualquier tipo porque da clases de español y le vienen muy bien. 

A los pocos días volvemos a contactar y añaden a la lista horquillas de moño (Rebeca es profesora de ballet y las alumnas se pasan la clase recogiéndose el pelo) ¡qué bien, ya lo tengo todo! Les compro también queso envasado al vacío y en el aeropuerto ultimo los regalos con un par de botellitas de vino español.

Le pregunto a Jaime cómo son los enchufes, me dice que como los de España ¡genial! una cosa menos. Mi vuelo llega el martes por la noche y me dice que lo mejor es que cambie dinero en el aeropuerto (yo suelo sacar en el cajero al llegar pero me dice que en Brasil los bancos cobran muchas comisiones, que mejor lleve euros y en la casa de cambio del aeropuerto compre reales) 

Como llego de noche, a las 19:35h llega mi vuelo pero entre que paso el control, salgo etc.... saldré 20.30h o 21h, me dice que si me parece me esperará Vilson, que es un chófer profesional, que me llevará del aeropuerto al ferry, me cobrará 100 reales (unos 25 euros) (normalmente cobran 140) y Vilson ya le confirma qué ferry cojo para él recogerme en Itaparica. Del aeropuerto al ferry me dice Jaime que tardaré unos 30', que sale un ferry cada hora más o menos y que el trayecto tarda otra hora, así que calculo que estaré llegando a Itaparica, entre pitos y flautas, sobre las 22h o las 23h.

Por fin llega el día ¡el vuelo se me pasa en un suspiro! salgo del avión de las primeras y, como no facturo, salgo rápido; en la cola del control de pasaportes me fijo en un chico joven, alto, atlético,  guapo y vestido de monje, con un hábito gris y cinturón de cuerda beige claro y un crucifijo de madera colgando del cuello... en plan 'pájaro espino', me da mal rollo... Salgo a la zona 'tierra', veo taxistas con carteles con nombres, me acerco a leer los nombres y todos me sonríen, yo sonrío de vuelta pero en ninguno veo PEPA así que aprovecho para ir a sacar dinero, la casa de cambio está justo enfrente de la puerta de salida. Me vuelvo a la puerta por donde salen los viajeros. Mi cartel sigue sin aparecer.. me pregunto qué pasaría si me fuera a propósito con otro chófer, si le dijera a otro ¡Hola, soy la Sra.Pérez! por ejemplo, y me fuera ¡vaya aventura! y ¡pobre Sra Pérez, esperando al chófer! 

chófer esperando en el aeropuerto con cartel. Aeropuerto de Salvador de Bahía. SSA

Me quedo en un ladito observando la fauna, de pronto veo aparecer a una cuadrilla de monjes y monjas, mismo hábito que el 'pájaro espino', le recogen y se marchan todos.

Aeropuerto de Salvador de Bahía. SSA. monjes

Aeropuerto de Salvador de Bahía. SSA. monjes

Aeropuerto de Salvador de Bahía. SSA. monjes

Después de varios intentos logro conectarme a la wifi del aeropuerto, ya llevo un ratejo largo esperando... mando un whatsapp a Jaime, me hago una foto y se la mando para que se la mande a Vilson y me reconozca. Por fin aparece, dice que claro, que mi vuelo se ha adelantado y que él ha pillado tráfico.. a mí me parece todo fenomenal. 

Aeropuerto de Salvador de Bahía. SSA. Pepa de los Mares

Salimos del aeropuerto y pasamos con el coche por un túnel de bambú, es muy bonito. El Vilson me lleva a toda pastilla, y el trayecto de media hora al ferry lo hace en 15'. Huele a pez, me confirma que hay un mercado de peces al lado del puerto de los ferrys. Compro el billete a Itaparica, son 5 reales (un poco más de un euro). 

En el ferry me compro una cervecita, me venden una ITAPAVA ¡sí señor! ¡qué bien sienta! suave y fresquita. El trayecto es tranquilo, no hay mucha gente en el ferry, al llegar salimos por la bodega detrás de los vehículos y en el parking está Jaime esperando ¡es como si nos conociéramos de toda la vida! nos damos un abrazo y ¡vamos para su casa!

Ferry de Salvador de Bahía a Itaparica. Pepa de los Mares con  una cerveza ITAPAVA

Ferry de Salvador de Bahía a Itaparica. Desembarque
Llegada en ferry a la isla de Itaparica

No hay comentarios:

Publicar un comentario