sábado, 9 de febrero de 2019

Con los pies en la tierra

Me preguntan muchas veces si no me da miedo volar. ¡Qué va! nadie te dice el primer día que saltes de una montaña, todo lo contrario, cuando llega ese día es una recompensa ¡por fin! 

El curso empieza con los pies (y la cabeza siempre) en la tierra, lo más difícil es despegar y aterrizar así que en eso se centra la mayor parte del curso, y eso se hace cerca del suelo, no sientes miedo, estás tan concentrado en lo que haces que no solo no hay miedo sino disfrute. José Aradas, nuestro instructor, te transmite una paz y una seguridad que en ningún momento tienes la sensación de peligro, sino todo lo contrario, te ayuda a ir controlando paso a paso cada etapa.

pepa de los mares ala delta

Lanzarote es un sitio ideal para aprender a volar en ala delta porque hay viento (eso ayuda), está a nivel del mar (el aire es más denso), hay muuucho sitio para aterrizar y hace una temperatura ideal todo el año. 

pepa de los mares ala delta

Vivo en Tenerife y cuando la meteorología está buena cojo el avión de primera hora de la mañana y me vuelvo en el de la noche. En alguna ocasión me quedo el fin de semana y a veces toda una semana aunque eso no quiere decir que todos los días haya curso, puesto que dependemos siempre de la meteorología y además el cuerpo, y la mente, necesitan descansar entre sesión y sesión.

pepa de los mares ala delta

La primera etapa de aprendizaje es dura en el sentido de que haces ejercicio de verdad en la montaña, pero no tienes que ser un gran deportista, con tener ganas de aprender y no tener sobrepeso el curso te pone en forma, yo me he puesto súper fuerte y estoy delgada y fibrosa, y además con buen color ¡estoy encantada! me siento muy bien. 

pepa de los mares ala delta

El aprendizaje lleva su tiempo y hay que pasar por todas las etapas, como dije al principio no vas a tirarte por la montaña ni el primer día ni el segundo, ni el primer mes ni el segundo, ni siquiera cuando tú ya crees que ya puedes, eso te lo dice el instructor y ¡yo lo agradezco un montón! no tengas prisa, tu cuerpo está aprendiendo a moverse en un medio al que no está habituado, está aprendiendo a manejar un elemento que te va a permitir moverte por el aire, y tu cuerpo va aprendiendo poco a poco a reaccionar a tiempo a los cambios de intensidad y de dirección del viento, y a moverse como un péndulo debajo del ala para dirigirla hacia donde quieres ir. 

pepa de los mares ala delta

Tu cuerpo aprende poco a poco y al final, de pronto, un día, estás volando, fruto del trabajo que has ido realizando, fruto de la relación que se establece con el ala y con el nuevo medio, el aire; y la sensación es maravillosa. 


El aire es un fluido, como el agua, y tú navegas en el fluido, por eso la terminología es muy parecida a la de la náutica (de ahí su nombre: aero-náutica). Así que cuando me dicen que en lugar de Pepa de los mares debería ser Pepa de los aires, les explico que en realidad en el aire yo también navego y, además, tengo el lujo de volar con el mar a la vista aquí en Lanzarote.

pepa de los mares ala delta

Si quieres aprender a volar en ala delta éste es tu sitio, y no creas que eres mayor porque yo mis primeras carreras por la montaña las he dado con cuarenta y cuatro años, ahora tengo cuarenta y siete y ¡ya vuelo!

pepa de los mares ala delta

De hecho justo antes de empezar el curso escribí esta reflexión.

pepa de los mares ala delta

¡nos vemos en el aire, navegando, surcando los cielos!

pepa de los mares ala delta

Instructor: José Aradas (+34 639 408 663)

No hay comentarios:

Publicar un comentario