sábado, 29 de agosto de 2020

Cien locos conocí, de Fernando Arnaiz.

 Ya desde el primer capítulo me atrapó y no imaginé a dónde me iba a llevar la trama, la verdad (no había leído el argumento) así que prefiero no desvelar nada, te adelanto solo el inicio:



1887. Alonso es un joven criollo español, algo ingenuo e inestable, nacido en un pequeño pueblo de Luisiana. Trastornado por los malos tratos paternos a los que, durante su infancia, fueron sometidos su madre y él, se encamina hacia el desierto de Sonora, convencido de que allí se oculta el tesoro perdido de Moctezuma. Aunque precavido por naturaleza, es incapaz de imaginar los peligros que allí le esperan.... 


Una historia que nos habla de la fragilidad de la amistad, de la locura de los cuerdos y la cordura de los locos, y de cómo las leyes de la evolución y la herencia se convirtieron en los cimientos sobre los que se levantaría la idea de "higiene racial" a finales del siglo XIX y principios del XX.


Un libro que te deja pensando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario