martes, 7 de julio de 2015

pre-Bali

Estamos en Mayo y Yolanda me acaba de decir que asiste como artista (flamenco) a un Festival Internacional de Percusión Corporal, en inglés IBMF (International Body Music Festival) del 2 al 13 de julio por si estoy interesada en ir como participante.... ¡tendrá lugar en BALI!

Echo un vistazo a la programación y todos los días comienzan con un 'warm-up' (calentamiento)  y acaban con un 'After-Party'. La cosa pinta bien. Entre medias un par de talleres de percusión corporal por la mañana con 2 niveles: iniciación e intermedio  en los que van rotando los profesores y después de comer visitamos un pueblo cada día donde se hace un taller de percusión corporal a la gente local y ellos nos enseñan su manera especial de bailar 'Kecac' (baile típico balinés, se pronuncia 'kecha'). El programa no puede ser más atractivo, mezcla curso con intercambio cultural, así que me inscribo.

Durante el mes de junio la organización nos va enviando mails informativos indicándonos que no olvidemos el antimosquitos, protector solar, pastillas para la diarrea, antiácidos, botella de agua para rellenar y linterna, te recomiendan empezar a tomar probióticos unos 10 días antes del viaje, y sacar o cambiar dinero en el aeropuerto al llegar. Los enchufes son como los de España así que no hace falta adaptador.

El 1 de julio salgo de Tenerife sur hacia Munich, mi compañero de vuelo es un austríaco que lleva 35 años en Tenerife, ha trabajado en turismo y ya está jubilado, me dice orgulloso que tiene 72 años y no es para menos, aparenta menos. Al aterrizar todos los alemanes aplauden y antes de que el avión haya parado ya hay alguno levantándose y la azafata regañándoles, mi compañero se siente un poco avergonzado y tiene la necesidad de disculparles diciéndome ¡oh! los alemanes, son como niños. Me hace gracia su comentario, si hubiera sido un vuelo de españoles y mi compañero de viaje hubiera sido austríaco y hubieran aplaudido todos al llegar hubiera pensado ¡desde luego, los españoles siempre dando la nota!

De Munich vuelo a Dubai con 'Emirates Airways', un avión espectacular, una tripulación amabilísima, al entrar un chico de la tripulación de Emirates me pregunta dónde me siento y me lleva la maleta hasta la última fila. Asientos comodísimos con pantalla individual. Me encanta. Unas 8 horas después llego a Dubai donde me reúno con Yolanda que ha volado Tenerife-Madrid y Madrid-Dubai. En Dubai paso control y ¡¡¡me sacan el cortauñas!!! el chico me mira, mira el cortauñas, me vuelve a mirar, le sonrío, le hago un gesto de ¿tú me ves con cara de cortarle al comandante el cuello con eso? y finalmente me sonríe y me lo devuelve. Menos mal, parece una tontería pero voy a estar un mes fuera y en Bali habrá cortauñas.... o no. Por ejemplo nos dijeron también que en los wc no usan papel higiénico y que lleváramos kleenex siempre en el bolso.


Todos los participantes llegamos hoy 2 de julio a Bali, y ya nos han confirmado que habrá alguien del IBMF esperándonos, estoy tan emocionada que pienso que casi todos los pasajeros de este vuelo Dubai-Denpasar van a asistir también al festival. Sonrío a diestro y siniestro pensando: en unos días nos vamos a conocer y vamos a compartir muchas experiencias. Pasan las horas y le vamos ganando noche al día, vamos volando hacia el futuro.


Nos retrasamos un poco en la salida porque la maleta de Yolanda sale la última (pero sale), yo no he facturado. Al salir hay gente con carteles pero no vemos nada del IBMF así que nos dirigimos hacia la izquierda que es donde nos han dicho que nos iban a esperar. No vemos a nadie, tampoco nos sorprende porque ya nos han avisado que aquí la puntualidad no es el fuerte. Pero nos extraña no ver un grupo de gente más o menos grande. Nos conectamos al wifi del aeropuerto y le escribo un mail a los organizadores mientras Yolanda le envía un 'wasap' a su amigo Jep (percusión corporal), que también asiste como artista y llegó ayer. Nos contestan que busquemos a otros 2 españoles que se llaman Rafa y Enric, que están esperándonos con el chófer. Me paseo por el aeropuerto y oigo ¿Pepa?, ¿Yolanda?, contesto ¿Rafa? ¿Enric? Era Rafa, por fin nos encontramos, nos dicen que mientras nos esperaban (en otro lado del aeropuerto) empezaron a cantar 'Yolanda, Yolanda, Yolandaaaa, eternamente Yolandaaaaaa') y le enseñaron a decir al chófer balinés YOLANDA, TE QUIERO y todo el rato decían a grito pelado YOLANDA, TE QUIERO ¡Qué pena habernos perdido ésto! nos reímos muchísimo con ellos, al final eran los únicos del avión que venían al festival... ya vamos camino del hotel, llegamos muy tarde y nos recibe Jep que estaba esperándonos, se han ido a descansar todos. Mañana a las 8:30h es el desayuno ¡qué emoción!

Siguente post: Bali: ubicándonos

No hay comentarios:

Publicar un comentario