domingo, 23 de abril de 2017

Perú 5: Cuzco

VIERNES

En Cuzco no te puedes perder el Barrio de San Blas, la Catedral ni la piedra de los 12 ángulos.

Salimos del hotelito después de desayunar nuestro habitual matecito de coca y vamos caminando a la Plaza de San Blas, son las 10h y la plaza está vacía, nos persigue un perro vagabundo, nos paramos para asustarle pero nada, sigue detrás, conseguimos darle esquinazo en la plaza. Seguimos andando hacia la piedra de los doce ángulos.

<<La piedra de los doce ángulos es un bloque de piedra de la cultura inca que forma parte de un palacio de la calle Hatun Rumiyoc, popularmente conocido por su gran acabado y bordeado perfeccionista de la arquitectura incaica y actualmente considerado Patrimonio Cultural de la Nación del Perú. La piedra forma parte de la sede del palacio arzobispal de Cuzco que anteriormente fue la residencia de Inca Roca, el sexto soberano de Curacazgo del Cuzco. 

muro donde está la piedra de los 12 ángulos. cuzco. perú
muro donde está la piedra de los 12 ángulos. Cuzco. Perú

La piedra de los doce ángulos está compuesta por una formación diorita y cobró popularidad por su gran acabado y bordeado de doce ángulos denotando una arquitectura incaica perfeccionista al no existir asimetrías en sus uniones.

piedra de los 12 ángulos. cuzco. perú
piedra de los 12 ángulos. Cuzco. Perú

El bloque está categorizado como Patrimonio Cultural de la Nación del Perú y se ubica en la ciudad de Cuzco, a 1105 km de Lima. La piedra se visita constantemente debido a que es una gran muestra del conocimiento inca en la evolución de la construcción. Existen otras piedras con los mismos o más vértices pero la piedra de los 12 ángulos es la más famosa. Fuente wikipedia.>> Su silueta sobresale en relieve en el vidrio de las botellas de la cerveza Cusqueña. 

piedra de los 12 ángulos en la cerveza cusqueña. cuzco. perú
La piedra de los 12 ángulos en el relieve del vidrio de la botella de cusqueña

Nos hacemos la 'foto del güiri' en la piedra y ya nos está abordando un paisano diciéndonos que hay piedras con más ángulos pero que si le damos unos soles él nos dice por qué ésta es la famosa. No picamos, ya hemos buscado en 'wikipedia' toda la info.

Paseando por el barrio se nos acerca un hippy que vende unas velas hechas de cera de abeja que, según él, nos van a iluminar, a limpiar el espíritu y el cuerpo y nos van a alinear los chacras, el hippy lleva de la mano a un niño, todo esto nos lo cuenta con mirada vidriosa y sonrisa congelada, declinamos, le sonreímos y seguimos camino.

hippy vendiendo velas hechas con cera de abeja. Cuzco. Perú
hippy vendiendo velas hechas con cera de abeja. Cuzco. Perú

hippy vendiendo velas hechas con cera de abeja. Cuzco. Perú

Más adelante un limpiabotas, a éste si que le hacemos caso y le pagamos un 'abrillantado express'. Paseamos por el centro tranquilamente, antes de ir a MachuPicchu pasamos una tarde en Cuzco y ya vimos algo pero de prisa y corriendo, ahora vamos con la calma y podemos pasear tranquilamente. Nos vamos al mercado de San Pedro, a la zona de las comidas locales y comemos un plato de sopa y un plato de pescado baratísimo y buenísimo todo, aquí no hay güiris.

Mercado de San Pedro. Cuzco. Perú
Mercado de San Pedro. Cuzco. Perú

Mercado de San Pedro. Cuzco. Perú
Mercado de San Pedro. Cuzco. Perú

Peruanas con llamas para la foto por todas partes. Nos hace gracia en un periódico local la noticia de una policía que hizo escribir al infractor en un papel 100 veces 'no me saltaré el semáforo en rojo', como en el cole. Muchas mujeres policía controlando el tráfico y muchas alumnas saliendo del colegio, todas con sus moños, como bailarinas, ya me llamaron la atención cuando llegamos a Cuzco desde Lima.

Cuzco. Perú

Cuzco. Perú

Cuzco. Perú

Cuzco. Perú

Lo bueno de tener el hotel en el centro es que podemos volver para tomarnos un mate de coca, o descansar un poco y seguir después. Pasamos por la Calle Ruinas hacia el hotel para uno de nuestros 'kit-kats' y vemos un bus blanco parado que pone 'Aeropuerto', preguntamos y nos dicen que salen durante todo el día cada 10' aproximadamente.

Al atardecer subimos más arriba de la plaza de San Blas y llegamos a otro mercado local, aquí compro unas bolsitas con hojas de coca para llevar a unos amigos españoles que me las han pedido, las venden ya preparadas en bolsitas pequeñas, me acuerdo en Bolivia que las vendían a granel en los mercados.

Barrio San Blas. Cuzco. Perú
Barrio San Blas. Cuzco. Perú, me recuerda a las calles del Albaycin en Granada.

Bajamos a la Plaza de San Blas y no parece la misma que la de esta mañana. Han montado un escenario y un grupo está bailando, hay varios puestos de artesanos en la calle. Las calles que quedan por encima de la Plaza de San Blas me recuerdan al bajo Albaycín en Granada.




El paseo por Cuzco de noche es precioso. Me resulta muy difícil encontrar una papelera, sin embargo las calles están muy limpias. Durante el día puedes ver a los barrenderos caminando con su carrito y barriendo la ciudad pero ahora no veo dónde tirar el papel de un caramelo. Por fin encuentro una papelera en la Plazoleta de las Nazarenas ¡no puedo creerlo!


Hay un restaurante vegetariano al lado de nuestro hotel 'La casa de Mayte', hemos comido por la calle pero tiene muy buena pinta si quieres tomar algo allí.

*NOCHE EN CUZCO: LA CASITA DE MAYTE*

SÁBADO

Por la mañana salimos del hotel y vamos a la parada del bus local en la calle Ruinas que vimos ayer, pasa por toda la ciudad y para en el aeropuerto. Nos subimos ya que vamos con suficiente tiempo. Es divertidísimo, hace un recorrido gigantesco para llegar al aeropuerto y descubrimos 'otros mundos' en los barrios periféricos de Cuzco, la ciudad es enorme. En el bus viaja el chófer y la cobradora o cobrador y éstos tienen determinados puntos en el trayecto en los que paran y se bajan a 'fichar', nuestro bus va picado con otro y nuestra cobradora cuando llega a la cabina de 'fichar' sale corriendo a la vez que sale el del otro bus y entre ellos se gritan —¡yo estaba antes! —¡No, estaba yo! y vuelven corriendo cada uno a su bus y seguimos la marcha.

Nos bajamos en la carretera que pasa por el aeropuerto, hay un tráfico infernal y para cruzar esperamos a que la guardia de tráfico nos de paso. En el aeropuerto más tiendas vendiendo ropa de alpaca, carísima, no compro nada.

Aeropuerto de Cuzco. Perú

Desde la ventanilla del avión vuelvo a ver la imagen primera de Cuzco, las casas de ladrillo rojo a medio acabar.

Aeropuerto de Cuzco. Perú

Esta noche llegamos a Lima y pasaremos las 3 últimas noches.

Aquí te dejo unas imágenes de la ciudad de Cuzco:



Próximo post: Lima

Posts anteriores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario