jueves, 4 de julio de 2019

Bienvenidos a Dzodze (Ghana)

Dormimos solo cuatro horas, ya estamos listas en recepción pero el transfer se retrasa y salimos casi a las siete, nos ponen el desayuno para llevar. En la furgonetilla vienen, además del chófer y el acompañante-guía (que se llama Prosper), otras dos personas que viajan también hacia la región del Volta, que es donde vamos, nuestro destino es el White Dove Hotel en Dzodze.

Saliendo de Accra pillamos un atasco tremendo (por la hora) y se ve una cola enorme de coches entrando también a la ciudad. En cada semáforo mucha gente vendiendo con la mercancía sobre la cabeza.

vendedores ambulantes ghana

vendedores ambulantes ghana

vendedores ambulantes ghana

Vemos una valla publicitaria que dice: <<WE NEED YOU ALIVE. BUCKLE UP>> (te necesitamos vivo, abróchate el cinturón de seguridad) jajaja el cinturón de Helena no funciona... Eso sí, del casco no dicen nada...

en moto sin casco ghana

en moto sin casco ghana

Como no da tiempo a hacer fotos a las vallas que me llaman la atención hago pequeñas grabaciones del trayecto, aquí están unidos varios trocitos:


Dormimos a ratos la primera parte del trayecto, a mitad de camino se bajan nuestros compañeros de viaje y ya nos quedamos Helena y yo con el chófer y Prosper, llevan una música animadísima y hay un tema cuyo estribillo dice algo así como: María ehhhhh, María ehhhhhh y nosotras nos ponemos a cantar el María ehhh y a dar palmas por tangos pero Prosper nos corrije y nos marca los acentos donde van.... 


¡¡POR FIN LLEGAMOS AL WHITE DOVE HOTEL!! Hay un patio gigante y al fondo un escenario donde se está impartiendo un taller, ya todos durmieron aquí anoche, hoy a primera hora hubo el KOFI-ROBICS (un calentamiento mañanero tipo aerobic dirigido por Kofi, nuestro anfitrión local) y ahora está este taller de percusión en este escenario y a la vez hay otro de baile africano en otra zona. 


Cuando acabe éste se vuelven a repetir y los que han asistido al de baile se pasan a tambores y viceversa. Se acerca a saludarnos Natasha, de Grecia, que está colaborando con la organización del IBMF y nos acompaña a recepción para que nos den la llave de la habitación. Soltamos las maletas y salimos corriendo a pillar el segundo taller.

En el descanso saludo con entusiasmo a los organizadores del IBMF (International Body Music Festival),  Evie y Keith Terry, a los que conocí en mi primer IBMF en Bali, saludo a Tupac (Colombia), Charles  y Pedro (Brasil), Olivier  y Alice (Canadá) y Bryan (EEUU) que también conocí en Bali y a Antwan (EEUU), que conocí en el IBMF de París ¡Qué alegría verlos a todos!.

También en el descanso se nos acerca Ton, español, nos dice que le han dicho que venían dos españolas y al vernos llegar... claro, rápidamente se dio cuenta de que éramos nosotras, es percusionista gallego, muy simpático.

Yo elijo taller de percusión y Helena se va al taller de baile africano. En mi taller nos enseñan un ritmo que se llama ADZOGBO, con los siguientes instrumentos (que me recuerdan a los brasileños):

Tambor KAGAN
Tambor KIDI
Cencerro GAKOGUI
Calabaza con red de semillas AXATSE

Cada instrumento va haciendo un patrón. Luego hay un masterdrummer que hace los solos con un tambor. Yo empiezo por el tambor, después el Gakogui y luego la calabaza. ¡Es divertidísimo!

cencerro GAKOGUI ghana dzodze

Nos dicen que a las 12h estemos todos listos en la puerta del hotel que vamos a ir a comer a casa de la familia de KOFI, nuestro anfitrión. Son las 11h así que tenemos una horita, yo me voy a recepción a comprar el acceso al wifi, que funciona solo en el patio central. 

Hay habitaciones alrededor del patio central pero las nuestras están en otra zona que Helena y yo hemos denominado 'cuadras' porque es un pasillo abierto, como de porche, se accede por una puerta que debe estar cerrada según reza un cartel a la entrada y con las puertas de las habitaciones que dan al pasillo y parecen los 'boxes' de los caballos. 

¡Mi primera siesta! pongo el ventilador que hay encima de la cama, en el techo, y cuando me voy a ir me doy cuenta de que hay aire acondicionado en la habitación ¡menos mal! Helena se ha quedado enredando con los instrumentos y saludando a Doug Goodkin, que es uno de los profesores de Orff, y es que justo antes del IBMF Kofi había organizado el curso Orff-Afrique para profesores de música, esponsorizado por el Instituto Orff de San Francisco, y Helena ya había asistido a otros cursos de Orff y conocía a Doug. ¡¡Hora de irnos de excursión!!

bryan y pepa en ghana
En el bus con Bryan, artista de EEUU, que también vino al IBMF Bali

bus en Ghana
Helena al fondo

El trayecto es corto, antes de bajarnos de los buses vemos a unos niños que salen de la casa de enfrente y, como saben que les estamos mirando, se ponen a hacer cucamonas, les grabamos:


Entramos en la finca, en el jardín han montado unas mesas bajo unas carpas, y una zona de autoservicio con la comida, vamos haciendo cola para servirnos y empezamos a conocernos todos un poquito, uff, muchos nombres y nacionalidades. Rafael es suizo pero habla español muy bien, Helena se va defendiendo con su spanglish mezclado con lenguaje corporal.

Kofi Gbolonyo y Helena Cuaresma en Dzodze
Kofi Gbolonyo, nuestro anfitrión y Helena Cuaresma

Kofi Gbolonyo y Helena Cuaresma en Dzodze
En casa de Kofi disfrutando de un estupendo almuerzo de bienvenida.

Nos montamos de nuevo en los autobuses y nos llevan al centro del pueblo de Dzodze. Al bajarnos del autobús nos llevan por un camino y nos quedamos mudos de la emoción, nos tienen preparada una bienvenida, están todas las mujeres y hombres del pueblo vestidos con una camisa igual y tienen un escenario preparado, y tocan y cantan y bailan para nosotros, y tienen los mismos instrumentos que nos enseñaron esta mañana y Helena dice que es el mismo baile que les enseñaron en su taller, se nos pone la carne de gallina. Veo que, además de la calabaza con semillas, los tambores y el cencerro, tienen unas palas de madera con las que hacen palmas ¡qué geniales!


Nos empiezan a animar a que bailemos con ellas. Grabo a unos niños bailando, a los músicos tocando...


Y cuando la cosa está de lo más animada una de las que parece que lleva el cotarro nos va dirigiendo hacia otra zona, paran la música y vamos a otra explanada contigua donde hay dispuestas unas sillas en filas tipo auditorio y nos piden que nos coloquemos. Enfrente hay una hilera de sillas y sentados están los representantes de Dzodze, algo así como el alcalde o jefe o rey o aristócrata o similar y su familia, el personaje de mayor importancia lleva una corona y un cetro. Algunas de las mujeres del pueblo bailan ante el comité.


Se coloca la comitiva y Kofi nos hace las presentaciones. El pueblo de Dzodze nos acoge como huéspedes y nos va a hacer un regalo, tenemos que hacer una fila e ir saludando a las personas representantes de Dzodze que están sentadas enfrente y nos van a ir colocando una pulsera a cada uno. 

Dzodze - Ghana, comité de bienvenida al IBMF

Dzodze - Ghana, comité de bienvenida al IBMF

Empieza el 'besamanos' y vamos pasando uno por uno en fila saludando cortésmente a la familia que representa al pueblo de Dzodze y nos van colocando la pulsera. El ritual es precioso.

Comité de bienvenida al IBMF 2018 en Dzodze, Ghana

Comité de bienvenida al IBMF 2018 en Dzodze, Ghana

Una vez acabada la entrega a todos los que hemos venido con el IBMF, Kofi pide a las personas que tengan orígenes africanos que se levanten y se acerquen.

Kofi Gbolonyo en Dzodze dando la bienvenida al IBMF 2018


Kofi Gbolonyo en Dzodze dando la bienvenida a los participantes del IBMF con orígenes africanos.

Entonces los jefes se levantan y empiezan a caminar, detrás van los afroamericanos escoltados por Kofi, les seguimos. Llegamos a una zona donde tienen habilitadas otras sillas, se sienta el jefe y a ambos lados los hombres y mujeres del pueblo de más responsabilidad.

Se van acercando uno a uno los afroamericanos, se arrodillan y el jefe les hace entrega de un collar y otra pulsera que representa que son hermanos, los hacen hijos de Dzodze. Es muy muy muy emotivo, se nos saltan las lágrimas. Difícil de explicar. Una ceremonia solemne y generosa. Estamos muy emocionados.

Emotivo ritual haciendo hijos de Dxodze a los participantes del IBMF con raíces africanas

Después del ritual volvemos a la explanada donde nos dieron la bienvenida.


De camino me desvío para ver cómo un chico maneja un telar ¡Qué maravilla!


Continúa la música, el canto y el baile y nos invitan a participar en todo, estamos aturdidos, empachados con tantas emociones, sobrestimulados y viviendo el momento, Helena no para de decirme lo emocionada que está, llorando a moco tendido por las esquinas, yo confieso que en el momento de la ceremonia de hermanamiento con los afroamericanos se me salieron varios lagrimones ¡sonrisas y lágrimas! estoy disfrutando con todo lo que está pasando, me siento afortunada, y sigue la música... y tocamos los tambores...


Y bailamos al son de la música...

O

Algo que me llama la atención es que los bebés no son de nadie en particular sino de todos en general, un bebé siempre está en contacto con alguien, siempre lo carga alguna persona, bien un niño, bien un anciano, bien un adolescente, y todos, todos, da igual la edad, participan en todo.


Nos tenemos que ir ya para el hotel, hay cena y luego parece que habrá en el mismo hotel una actuación de la Academia de Música y Danza Nunya, que es la que dirige Kofi. Me cuentan que Kofi vive en Canadá, es profesor en la universidad y ha montado la escuela de música Nunya aquí en Dzodze. De hecho nos pidieron que si queríamos traer cosas para la escuela bienvenidas eran, yo he traido lápices, pen-drives, altavoces bluetooth y preservativos pero todavía no se lo he dado a Ashley, que es la que los recoge.

Dzodze, Ghana

(Bio de Kofi publicada en el programa del IBMF Ghana: Dr. Kofi Gbolonyo is a Ghanaian music educator, performer and scholar. He is an Adjunct Professor of Ethnomusicology and African Studies at the University of British Columbia, Vancouver, Canada, where he teaches graduate and undergraduate courses in African music, Ethnomusicology, and African Studies and Directs the UBC African Ensemble and Co-Directs Adanu Habobo. Kofi is the Founding Director of Nunya Music Academy. He holds a Teachers Diploma in Education in Music and Ewe Language (University of Education, Winneba, Ghana); BA Honors in Linguistics and Music (University of Ghana, Legon); Certificate in Orff-Schulwerk Level III (San Francisco Orff Course); Graduate Certificate in African Studies, MA and Ph.D. in Ethnomusicology (University of Pittsburgh, PA, USA). Dr. Gbolonyo is a seasoned clinician who loves teaching across cultures, performs, conducts workshops and gives presentations all over the world.)

Al llegar al hotel tenemos un ratito para descansar antes de la cena. Helena no tiene fin, se queda con Tupac y algunos más en la entrada venga tocar, yo voy directa a otra mini siesta a reponer fuerzas.


Helena vuelve a la habitación con el tiempo justo de darse una ducha rápida y yo ya me voy yendo para la cena, que es autoservicio, y las bebidas cada uno las compra aparte. Ton y yo ¡por fin! nos tomamos la tan ansiada cervecita.... de a litro, porque aquí no se despacha menos, oiga...

cerveca en el white dove hotel en dzodze, ghana, ton risco y pepa de los mares

Han preparado dos filas de sillas alrededor del patio e instalado algunos instrumentos en el centro,  se ve mucha gente correteando de un lado a otro, nos sentamos en las sillas y algunos en el suelo por comodidad, en una zona está la familia de Kofi que nos invitó hoy a comer: la madre, hermana, mujer e hijos de Kofi.

¡Empieza la muestra de la Nunya Music Academy! Comienzan tocando un grupo base de tambores, se une una segunda fila con otros elementos de percusión, empiezo a grabar y de pronto aparece el cuerpo de baile, van vestidos igual niños y niñas, con los mismos pantalones las mismas faldas, tops y tocados, el baile en un momento dado tiene visos de baile de guerra, me quedo embobada, no puedo dejar de grabar porque no sé dónde cortar.


Salen todos de escena. Para el segundo baile van entrando bailarines y músicos, los bailarines son todo niños y van vestidos con unos vestidos muy anchos cortitos, que me recuerdan a los mosqueteros, llevan unos pantalones cortos debajo y un pareo y van calzados con unas medias de lana hasta la rodilla. Cada vez que giran los vestidos vuelan y el efecto es muy bonito, llevan unos palos tipo espadas y juegan la coreografía con ellos, también como algo bélico.


Salen de escena de una manera grácil y coreografiada, me fijo y algunas de las medias (si no todas) son de equipos de fútbol.


A continuación llega la orquesta de vientos y tambores, es alucinante la que tiene liada Kofi en Dzodze: trombones, clarinetes, saxos, trompetas... están un buen rato tocando, luego entra el cuerpo  de baile, es un baile tipo 'pajaritos por aquí', mejor verlo:


Al rato se empiezan a levantar los familiares de Kofi y a bailar y luego empiezan a sacar al público para que participemos.



Se acaba la música, se van los vientos y se quedan los tambores, nos sentamos de nuevo. Empieza la música y sale el cuerpo de baile, me dice Helena que este baile también lo hicieron en el taller esta mañana. Yo lo llamo el baile de los pollitos boxeadores, o del trenecito, es muy gracioso y muy divertido bailarlo.


Sigue la coreografía y para despedirse se van yendo por parejas pero el último bailarín es un bailarín rebelde y se vuelve al escenario y saca al masterdrummer a bailar con él, después la hermana de Kofi sale también a bailar.


Tiene pinta de que todas las danzas son de guerra pero en la que vemos ahora no cabe duda: primero entran con una especie de látigo-plumero en la mano y luego sacan un cuchillo. El ritmo de este baile es uno de los que hemos practicado esta mañana en el taller.


Vuelven a salir los vientos, tocan un tema y empiezan a sacar a todo el mundo a bailar y ya se lia parda.


Se organiza un corrillo en el centro con percusión y aquí está ya Ton integrado.


No se en qué momento se monta hasta una batería y un bombo gigante.


Antwan, de los Molody, se inventa un baile y vamos todos detrás.


Seguimos con Jam Session y aquí están los niños encantados participando, la música con su clave recordándonos que todo lo que conocemos de Cuba y Brasil tiene su origen aquí mismito. Y yo que estuve en la Habana en Mayo, es que me recuerda mucho mucho. (del diario de La Habana)


La fiesta sigue, las cervezas (de a litro) van cayendo, la jam se desmadra...

A

Y ¡cómo no! no hay fiesta que se precie sin un cumpleaños ¡aquí tenemos a nuestro afortunado cumpleañero de la noche y su correspondiente 'Happy birthday'!


Ya se van todos los del Nunya, son las once de la noche y para ellos es muy tarde. Nosotras llevamos levantadas desde las cinco y media y anoche dormimos solo cuatro horas pero es tal el nivel de excitación que tenemos que no hay quien nos meta en la cama. el resto del grupo anoche cenó y durmió aquí, algunos se acostaron tarde, dicen, y esta mañana se levantaron para el KOFI-ROBICS de las ocho de la mañana, así que la gente empieza a retirarse, todavía quedamos algunos rezagados. Helena, Ton y yo estamos sentados en el suelo pensando que nos vamos a ir ya de retirada y de pronto un grupo se pone a cantar un tema precioso, dirigidos por Vuyani, un artista sudafricano, que yo al principio creí que él era Kofi, pero no, me suena porque vino al IBMFParís también como artista  pero yo no hice ningún taller con él. Nos da la sensación de que anoche estuvieron cantando este tema también.

I

Vuyani cierra el primer tema y les dice que si se acuerdan de otro (que debieron cantar anoche), también muy bonito, empiezan a cantarlo, el estribillo dice algo así como MAMA THULA, MAMA THULA, MAMA THULA... mientras estoy grabando hay un apagón, nos quedamos a oscuras y siguen cantando, es precioso, vuelve la luz y siguen cantando.


Cuatro minutos más tarde siguen dando vueltas a la misma estrofa (o estribillo o ya no se lo que es) pero cambiando los patrones de acompañamiento con body music, alargando o acortando las frases, el tema parece no tener fin... Ya no podemos más y nos vamos a dormir dejándoles con el MAMA THULA... un día inolvidable, si mañana acabara el festival ya habría merecido la pena, estamos sobreestimuladas sensorialmente, no nos lo creemos, vamos a dormir como troncos.

mañana más.....

Post anterior: ¡Me voy a Ghana! al IBMF 2018. Diario del viaje. Capítulo I.





No hay comentarios:

Publicar un comentario