domingo, 12 de febrero de 2017

Bolivia. Día 3: El Fuerte de Samaipata y Viaje a Sucre en bus-cama

El desayuno en el vivero Sarita hoy es un poco más escaso, nos despedimos y nos vamos andando a la parada de taxis.

Samaipata.Bolivia.

El chófer Lucho nos lleva (y nos trae) por 100 bolivianos al 'Fuerte de Samaipata'. En los cables de las calles crecen unos arbustillos, nos dice Lucho que son 'bromelias'

Bromelias en los cables. Samaipata.Bolivia.

Paramos en el 'Micromercado La Estrellita' a la salida del pueblo a comprar algo para tomar a media mañana y vemos en una estantería ¡¡jamón serrano!! jajaja, nos dice la chica del supermercado que hay una colonia de europeos muy grande y que estos productos los traen unos alemanes que viven aquí. Dejamos el jamón en su sitio pero le hacemos una foto.

Samaipata.Bolivia.

Lucho nos va contando, de camino al Fuerte, que él es de La Paz, que en Samaipata viven 3.000 familias y hay solo 2 policías, que no se necesita más, que los únicos disturbios que hay son peleas de pareja.... pero que en La Paz la cosa está mal, que ahí sí hay delincuencia y gente mala.

Camino al fuerte cae un poco de lluvia tipo 'chirimiri', aquí lo llaman 'espantaflojos'. Pasamos por el viñedo donde se produce el vino 'Uvairenda', famoso desde el año 1750. Se puede visitar pero nosotras ya tenemos pensado viajar a Sucre en la noche y nuestro objetivo es llegar al salar de Uyuni en un par de días. El salar de Uyuni está a 4.000m y está bien acercarnos poco a poco para ir aclimatándonos a la altura, esperemos que no nos de el mal de altura a ninguna.

El fuerte de Samaipata.Bolivia.

Nos cuenta que hace años él iba de Santa Cruz a Cochabamba, se le pinchó la goma en Samaipata y se dijo: "aquí me vendré algún día" y vino hace 25 años. Dice que ahora hay un 30% de extranjeros, que antes las propiedades se le solicitaban al cura pero que ahora hay que pagarlas.

El Fuerte está a 2.000m de altura en la Cordillera de los Andes y se llega en unos 20' en coche, hay turistas que hacen el camino a pie, unas 3h aproximadamente, la carretera nueva la hicieron hace año y medio, dice que antes "las curvas y los huecos" le tenían loco.

El Fuerte está declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, es un sitio arqueológico formado por el cerro (gigantesca roca esculpida y con grabados rupestres testimonio de las tradiciones y creencias prehispánicas que fue probablemente el centro ceremonial de la ciudad en los siglos XIV a XVI) y la zona situada al sur del cerro donde estarían los edificios administrativos y las viviendas. La ruta por el fuerte se hace en unas 2h de caminata aproximadamente.

El fuerte de Samaipata.Bolivia.

El fuerte de Samaipata.Bolivia.

Compramos la entrada y vamos siguiendo el mapa, está todo muy bien cuidado, con señales y carteles de qué fue cada sitio y la interpretación que se le ha dado a cada resto arqueológico:

  • Miradores con vistas espectaculares (una de las montañas que se ve se llama 'La Muela', sonrío porque en España cerca de Madrid, en Guadalajara, hay también una 'Muela' donde se vuela en ala delta)
  • Una 'casa española' de típica planta andaluz-árabe, probablemente de dos plantas, y que serviría a los españoles de bastión contra los chiriguanos, por debajo de la cual hay restos de casas de otras civilizaciones que se habían asentado en la roca sagrada. 
  • Un conjunto inca en un montículo donde se pueden reconocer las plantas de siete casas rodeando un patio abierto hacia el sur y subdividido por varios muros.
  • La 'Akllawasi' o casa de las mamakunas, llamada así porque se encontraron restos de textiles y se pensaba que era zona de las mujeres.
  • Los 'Kallanka' o edificios larguísimos incaicos que bordean la plaza central y que se supone que sirvieron para ceremonias públicas tanto religiosas como civiles o militares, mide 68m x 15m (sólo hay una más grande que ésta: la Inkalljta en Cochabamba).
  • La 'Chinkana' o laberinto, que tenía en los años 40 una profundidad de 36m, se desconoce su verdadera función pero se especula con que fue una galería subterránea que gira en forma de caracol hacia el cerro, o una tumba con tesoro dentro, pero lo más probable es que sea una fuente de agua llenada posteriormente con desperdicios.
  • La 'kancha' o mercado del período incaico.
  • Las cinco 'Hornacinas', único tallado representativo del lado norte del cerro, de origen inca, usados probablemente para las momias o estatuas de dioses.


Vamos recorriendo cada parte del circuito y nos paramos en cada señal para leer lo que dice. Para llegar a la Chinkana hay que desviarse y bajar unas escaleras, llegamos al fondo y miramos por el hueco de la cueva, está en sombra y es agradable, subiendo las escaleras de vuelta al circuito principal noto un 'mareillo', como una bajada de tensión, se me pasa enseguida pero me doy cuenta de que puede estar relacionado con el mal de altura, no digo nada, no quiero retrasar la excursión ni preocuparles, en realidad no ha sido nada pero empiezo a concienciarme, saco unos 'panchitos' y me como un puñado, recupero.

Terminada la visita está Lucho (al que pagaremos al final por si 'nos hace la cama' y nos deja tiradas) en el parking esperándonos. En el trayecto de vuelta vemos un coche parado y gente bañándose en un riachuelo, nos dice que es el 'Balneario natural la Mama Pascuala', seguramente sean las mismas aguas que van a las cascadas de cuevas pero aquí no hay que pagar, llega uno y se baña.

En Samaipata le pedimos al chófer que nos deje en el 'Restaurante el Nuevo Turista' que está en la carretera para comprar los billetes del bus-cama nocturno a Sucre. Finalmente los conseguimos a 80 bolivianos cada una. El bus pasará sobre las 21h pero se puede adelantar o retresar algo así que lo mejor es estar aquí sobre las 20h. Ahora son las 15h así que nos da tiempo a ir a comer algo y dar otro paseo por Samaipata. Vemos parar un autobús de la empresa 'Expressos Occidente', éste en concreto es el 'inBencible', les gusta una 'customización'...

Samaipata. Bolivia

Nos sentamos a comer en otro bar en la carretera pero ya más cerca del pueblo, nos atiende un español, nos dice que llegó en el año 2007 huyendo de la crisis de España y que en aquella época había 5 españoles en el pueblo y que ahora viven unos 50. Que ya hay 38 nacionalidades distintas viviendo en Samaipata.

Samaipata. Bolivia. Salsa  Picante

De paseo por Samaipata vemos mucha actividad en el mercado, está abierto así que entramos y así aprovechamos para comprar algo de comer para llevarnos al bus.

Samaipata. Bolivia. Tienda de fotos

Samaipata. Bolivia. Mercado. Prohibido botar basura y hacer sus necesidades

Samaipata. Bolivia. Mercado.Bio-Tiña para hongos en la uña



Se hace de noche y nos vamos ya hacia el 'Restaurante Nuevo Turista' a esperar el bus. Pedimos algo de cenar, ya son las 21h, nos preparamos, pasa un bus, va lleno, nos dice la señora que no es el nuestro. Seguimos esperando, voy al wc y está sucísimo, no hay cisterna y tienes unos cubos fuera con unos cacitos para echar agua pero no todo el mundo lo hace, así que huele mucho a pis. Una de mis amigas nos cuenta que en un viaje por Nepal iba con otra amiga en un bus de este estilo que iba por unos caminos infernales al borde de acantilados, la amiga iba durmiendo y de pronto una señora grita ¡VAMOS A MORIR! ¡VAMOS A MORIR! la amiga se despierta y le pregunta a mi amiga ¿vamos a morir? y mi amiga le dice: no, no, sigue durmiendo, y siguió durmiendo. Al final no murieron, nos reímos y empezamos a pensar en el viaje que nos queda, el bus que ha pasado ponía bus-cama y de cama nada... un bus más bien antiguo...

Por fin llega el nuestro, son las 22h, 'La gaviota veloz', bajan muchos viajeros para cenar, es una parada 'oficial', nosotras subimos y hay una peste tremenda, huele muy fuerte, no se muy bien a qué, nos entra la risa. La zona del chófer está separada por una puerta, la cabina de pasajeros está iluminada por un culebrón venezolano proyectado en una pantalla de tv y con el volumen altísimo. Creo que en cuanto nos acomodemos me voy a bajar y espero a subir en el último momento. Buscamos nuestros asientos pero vemos que ¡están ocupados! hablamos con el chófer y nos dice que se han vendido boletos de más, se nos acaba la risa; como hay gente que ha bajado ocupamos los sitios que vemos libres, estamos separadas pero es lo de menos. Sube una pareja de alemanes, muy modositos, encuentran su asiento ocupado y se bajan, hablan con el chófer, vuelven a subir pero sus asientos siguen ocupados así que vuelven a bajar. Nosotras nos hacemos fuertes. Regresan los que habían bajado a cenar o al wc y se van ocupando todos, nos reclaman nuestros asientos, les decimos que nosotras tenemos billete y que no nos movemos. No sabemos muy bien cómo se resuelve todo pero finalmente el bus se pone en marcha, a mi lado tengo un hombre de unos 60 años, yo me hago un ovillo y me tapo la cara con un pañuelo para que no me moleste la luz. Los alemanes los pobres ni rastro de ellos. Arrancamos. Empieza el viaje.

bus la Gaviota Veloz de Samaipata a Sucre. Bolivia

Siguiente post: Bolivia. Día 4: Sucre, donde nació Bolivia

Post anteriores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario