martes, 30 de abril de 2019

La Habana: Cuba-Libro, 1830, La casa de la Música de Miramar y Alain Pérez

¡Último día en La Habana! Hoy quiero ir al 1830, que es un restaurante y local de salsa, y a La Casa de la Música de Miramar a las 17h que toca Alaín Pérez, que yo le vi tocando el bajo en Madrid en el Berlín Café hace un año aproximadamente. Mi vuelo sale de noche así que mis anfitriones me recogerán sobre las 20h en La Casa de la Música para llevarme al aeropuerto directamente.

Ayer busqué en google maps la mejor combinación y me dio una ruta andando desde casa hasta el 1830 de 42' y luego del 1830 a la casa de la música de 22', me guardé 'pantallazo' de las rutas por si acaso. Dejo la maleta preparada, desayuno y ¡a la calle!, con la calma, sin madrugar, pero con tiempo para ir paseando tranquilamente y parando en los sitios que me llamen la atención, salgo tipo 11h 



Paso por casas-negocio: un bar, una casa de cambio, un relojero... y vuelvo a pasar por la urbanización de chalets monísimos al lado del cementerio.

Bar

Casa de Cambio

Relojero


Sigo caminando según el mapa y veo gente haciendo cola en una heladería, me fijo bien en cuánto paga el que va delante de mí y cuando me toca digo: fresa y le dejo el dinero en moneda nacional, ya cuento cada peso, estoy tiesa y tengo que llegar a la noche.


En esta zona veo muchos coches tipo escarabajo.


La urbanización por la que estoy pasando está muy bien cuidada y tiene muchos jardines, me llama la atención una casa con un cartel, me acerco y pone CUBA-LIBRO.


Entro a olisquear y es un café literario, con lo que me gustan a mí (RUTA DE CAFÉS LITERARIOS POR SANTIAGO DE CHILE) ¡muy chulo! me pido un café y me dicen que a la tarde hay una recital de poesía, qué pena que no me pueda quedar, me siento y saco mi libro, antes de leer me pongo a observar todo bien, tienen una exposición de fotos en una de las paredes. Voy al wc y está fenomenal, con su mini biblioteca dentro, en el jardín hay asientos-wáter y hamacas. Todo muy original y con muy buena energía. Concentrada en mi libro me sobresalto porque noto una mirada clavada en mí y una presencia cercana, levanto la vista y tengo a un chico sentado al lado que no me quita ojo, le saludo y me pregunta qué leo, de dónde soy, cómo me llamo... es muy simpático, se llama José Félix López, me dice, le encanta el club de la comedia, lo ve por youtube, se sabe monólogos de memoria y me recita alguno, me muero de la risa con él. 

Me recomienda libros y autores, entre otros:

El libro: Cecilia después o, ¿Por qué la tierra? de Félix Mondéjar Pérez

El autor: Leonardo Padura,  novelista cubano realista.

El realismo sucio de Pedro Juan Gutiérrez o de Ana Lydia Vega.

El autor: Amir valle


El libro: On the road

El libro: El Yonki

¡¡Muchas recomendaciones!! no me cabe más información. Después de un agradable rato hablando con él me despido y sigo camino hacia el 1830. Cuba Libro está en la Calle 24, esquina 19, en el Vedado (cubalibrohavana@gmail.com - tel. (537) 830 5205











Camino hacia el 1830 vuelvo a pasar por la Fábrica de arte cubano que es una pena que esté cerrada por obras, reabren la semana que viene.





Justo antes de llegar al 1830 unos pescadores, y justo en la puerta del 1830 un cartel prohibiendo la pesca en la zona...



El 1830 a estas horas es más bien restaurante, es una casa colonial tipo 'Casino', muy señorial, salgo a la terraza y al jardín que da al mar y tiene mesas y recovecos, y un escenario montado, hay unos bailarines ensayando. 


Aquí en la terraza es donde se forma luego la fiesta y se baila salsa. Un grupo de señoras me pide que les haga una foto, se lo están pasando bomba. Me pido una cerveza... de momento me da para la cerveza, y me siento en la terraza. Cuando la acabo me doy un paseo por todo el recinto y pongo rumbo a 'La Casa de la Música de Miramar'.








Paso por una casa que tiene pinta de embajada China, y más adelante por una casa en la que pone COMPAÑÍA ÓPERA DE LA CALLE con un escenario y gente ensayando.



El paseo es precioso, una zona residencial con árboles grandiosos.





Llego a La Casa de la Música, un edificio que más bien parece una fortaleza. En el parque antes de entrar hay wifi (veo gente conectada). Todavía me quedan minutos, me conecto antes de entrar por si acaso. 


Entro y pago mis 10cuc de rigor, que tenía reservados como oro en paño. Son las 16.30h, supuestamente el concierto es de 17h a 21h pero entro y está completamente vacío, con el aire acondicionado a tope, un clásico. Elijo mesa. Un bocata cuesta 1,50 cuc, un plato combinado 3,80cuc y la cerveza cristal a 1,50cuc (y monedas pequeñas para el wc) A ver, tengo para un bocata y un par de cervezas para optimizar lo que me queda y ¡puedo ir al wc hasta 4 veces!. Es que me lo he gastado todo y ¡no puedo sacar con tarjeta! 


Poco a poco se va llenando, ponen salsa para bailar, tardan un poco pero finalmente me sacan a bailar, y ya voy enlazando una salsa con otra. ¡Por fin empieza el concierto! salen los músicos sin Alain, luego llega él con un bastón y ¡no tiene nada que ver con el Alaín bajista que escuché en el Berlín Café! aquí canta y lleva sus músicos. Son las 19.30h y a las 20h me vienen a buscar para llevarme al aeropuerto, apuro todo lo que puedo los primeros temas y cuando me voy cedo el sitio a una familia que tengo de pie al lado.


Salgo y aquí están Daniela, Rogelio y Lucas en el coche esperándome. De camino al aeropuerto veo un edificio con un imperdible ¡qué chulo!



Adelantamos a un camión que va repleto de gente en el remolque, me ven cómo les grabo y saludan.


Al llegar al aeropuerto, mis amigas las uniformadas minifalderas me ayudan a pasar el control de seguridad. Todavía me siguen llamando la atención sus minifaldas, muy ochenteras, yo las llevaba así, eso sí, acompañadas de unas hombreras gigantescas. Voy a rescatar alguna de mi armario y me la planto nada más llegar.


El avión que me lleva a España se llama PUERTO RICO ¿será una señal?


Posts relacionados:



DIARIO DE UNA SEMANA EN LA HABANA:


No hay comentarios:

Publicar un comentario